Top

La instalación del Sistema Nacional de Búsqueda, una muestra más de la fallida implementación de la Ley General de Desaparición por parte del Gobierno de Peña Nieto.

SNB

La instalación del Sistema Nacional de Búsqueda, una muestra más de la fallida implementación de la Ley General de Desaparición por parte del Gobierno de Peña Nieto.

El pasado 9 de octubre el Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, acompañado de  Comisionado Nacional de Búsqueda de Personas, Roberto Cabrera, instalaron el Sistema Nacional de Búsqueda de Personas (SNB). El Sistema Nacional de Búsqueda de Personas es la instancia encargada de impulsar las políticas de búsqueda de personas en todo el país, por lo que su instalación resulta de gran importancia para las familias y ofrecía una gran oportunidad para que la federación adoptase un papel de liderazgo en la implementación de la Ley General en materia de Desaparición.

Sin embargo, el gobierno federal dejó escapar está oportunidad, mostrando su escaso interés en el tema. La Ley General sobre Desaparición mandata la participación directa de las familias, y si bien en el Consejo Nacional Ciudadano hay 5 familiares, esto no significa que ellas suplen la participación de las familias, ya que es un órgano de consulta del SNB, por lo que las autoridades tienen la obligación de informarnos y no enterarnos por sus redes sociales y medios de comunicación. Ninguno de los 57 colectivos que integran el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México (MNDM) fue informado o convocado por las autoridades. Una vez más, nos dejaron fuera de la implementación de un elemento central de la Ley General sobre Desaparición, ya que será el órgano encargado de fortalecer las funciones de búsqueda, investigación e identificación de las más de 37 mil personas desaparecidas en México.

Para las familias que formamos el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México (MNDM) la instalación del SNB es una es una oportunidad perdida, ya que excluye la participación de las familias y minimiza la experiencia que tenemos en la investigación y búsqueda, elementos fundamentales para impulsar la implementación de la Ley General sobre Desaparición y la búsqueda en un contexto de extrema urgencia, como lo muestran casos como el de Jalisco o el hallazgo de fosas clandestinas que son imposibles de procesar porque no existe capacidad para hacerlo.

La instalación del SNB pudo haber sido acompañado de un Plan Integral de Implementación de la Ley General sobre Desaparición y no vanagloriarse declarando como logro de la Comisión Nacional de Búsqueda que “de los más de 37.000 desaparecidos hay 26.000 casos en los que se conoce su identidad digital y solo se cuenta con fotografías y huellas dactilares de alrededor de 16.000, según datos oficiales. El Estado ya ha confirmado de forma preliminar quiénes son las víctimas de 340 denuncias”. Dicha declaración nos dice que el SNB nace celebrando la identificación de muerte y es un Sistema que renuncia a  nuestra principal exigencia de búsqueda en vida.

También preocupa, tal como lo dice el Consejo Nacional Ciudadano, que no hay claridades en los procedimientos que se llevaron a cabo para conseguir los datos y que están manejando información no confirmada provocando expectativas y confusión a las familias de personas desaparecidas. Además que para obtener identificación de personas, se tiene que hacer mucho más que sólo cruzar base de datos, se tienen que hacer pruebas forenses y científicas que complementen para asegurar que los resultados son verídicos. El MNDM exige que se cuiden los datos que se proporcionan públicamente, que se busquen mecanismos para informar a las familias de manera legal oportuna y cuidadosa sobre los resultados de identificaciones o localizaciones de restos, como lo mandata la Ley General sobre Desaparición antes de hacer un espectáculo mediático, ya que causa fuertes impactos a las familias que buscan a sus seres queridos.

A lo largo de la implementación de la Ley, el MNDM ha expresado que el Gobierno de Enrique Peña Nieto ha tratado de excluirnos en los espacios de participación, el Gobierno Federal ha mostrado una falta de liderazgo y voluntad política, las herramientas que han implementado como la Comisión Nacional de Búsqueda, las Fiscalías Especializadas, las ha implementado sin presupuesto, sin capacidad operativa y sin participación de las familias. El Programa Nacional de Búsqueda y la emisión del Protocolo Homologado de Búsqueda ya tuvieron que implementarse y se exige que cuando se haga, incluyan la participación de las familias y sea cuanto antes. En los Estados, 15 de los 32 cuentan con Fiscalías Especializadas y 10 con Comisiones Locales de Búsqueda, lo cual provoca que no exista una coordinación para la búsqueda inmediata.

Al Gobierno de Enrique Peña Nieto, se le olvidó que si existe un Sistema Nacional de Búsqueda es porque las familias del MNDM lo propusimos y creamos, ya que desde el primer día de negociación pusimos sobre la mesa la importancia de la búsqueda, por lo que exigimos que ahora no quieran usar la Ley General sobre Desaparición y su implementación como un logro de su gobierno, ya que sin las familias, no existiría esa herramienta para hacerle frente a la terrible problemática de la desapariciones en México.

Ante esto, las familias del MNDM hacemos un llamado a las autoridades de este gobierno y al  siguiente gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a las autoridades de los Estados de la República, a asumir y cumplir con su responsabilidad de implementar eficazmente la Ley, a investigar, a buscar y a tomar en cuenta siempre nuestra participación, porque Sin Las Familias No.

Atentamente:

Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México

El Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México está integrado por más de 50 colectivos de familiares de personas desaparecidas, provenientes de 18 entidades federativas de México y por tres países de Centroamérica.

Colectivos de familiares:

Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos en México AFADEM-FEDEFAM (Guerrero); Asociación Unidos por los Desaparecidos de Baja California (Baja California); Agrupación de Mujeres Organizadas por los Ejecutados, Secuestrados y Desaparecidos de Nuevo León, AMORES; Colectivo BCS Sin ellos No AC (Baja California Sur); Colectivo Con Justicia y Esperanza de San Luis de la Paz (Guanajuato); Buscando a Nuestros Desaparecidos y Desaparecidas Veracruz; Colectivo 21 de mayo (Tamaulipas); Colectivo Colibrí (Estado de México); Colectivo Uniendo Esperanzas (Estado de México); Uniendo Cristales, A.C; Colectivo LM el Solecito de Veracruz; Colectivo Solecito Córdoba; Colectivo Solecito Cardel; Colectivo Solecito Tierra Blanca; Búsqueda Colectiva Coatzacoalcos Zona Sur (Veracruz); Colectivo Juntos por Hidalgo; Comité de Familiares de Personas Detenidas Desaparecidas en México, COFADDEM “Alzando Voces” (Michoacán); Comité de Familiares y Amigos Secuestrados, Desaparecidos y Asesinados en Guerrero (Guerrero); Familias de Acapulco en Busca de sus Desaparecidos A. C.; Comité de Familias Migrantes Desaparecidos del Salvador COFAMIDE (El Salvador); Comité-Familias Unidas de Chiapas Buscando a Nuestros Migrantes “Junax Ko’otontik” (Chiapas); Desaparecidos de El Fuerte y Zona Norte “Las Rastreadoras” (Sinaloa); Desaparecidos Justicia, A.C. (Querétaro); Desaparecidos Querétaro; Deudos y Defensores por la Dignidad de Nuestros Desaparecidos (Estado de México); Familias Enlaces Xalapa (Veracruz); Familiares de Desaparecidos de Orizaba y Córdoba (Veracruz); Familiares en Búsqueda María Herrera, A.C (Ciudad de México); Familiares acompañados por el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (CEDEHM) (Chihuahua); Familiares de mujeres desaparecidas acompañados por el Centro para el Desarrollo Integral de la Mujer (CEDIMAC) (Chihuahua); Colectivo Familias Unidas por la Verdad y la Justicia (Chihuahua); Familias Unidas en la Búsqueda y Localización de Desaparecidos de Piedras Negras (Coahuila); Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (Jalisco); Familiares en Búsqueda María Herrera Poza Rica (Veracruz); Búsqueda María Herrera Xalapa; Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos –Región Sureste (FUUNDEC-FUNDEM); Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México – Región Centro (FUUNDEC-FUNDEM); Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos – Región Laguna (FUUNDEC-FUNDEM); Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (FUNDENL); Grupo V.I.D.A. Víctimas por sus Derechos en Acción (Coahuila); Madres en Búsqueda Coatzacoalcos (Veracruz); Madres en Búsqueda Belén González (Veracruz); AFAMIDEG- Asociación de Familiares de Personas Migrantes Desaparecidas de Guatemala, A.C; COFAMIPRO- Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos del Progreso, Honduras; COFAMICENH- Comité de Familiares de Migrantes Desaparecidos del Centro de Honduras;  Por Amor a Ellxs (Jalisco); Red de Madres Buscando a sus Hijos Veracruz; Red de Desaparecidos en Tamaulipas, A.C.; Colectivo de Familiares y Amigos Desaparecidos en Tamaulipas; Colectivo San Fernando Tamaulipas; Red Eslabones por los Derechos Humanos: Eslabones Nuevo León, Eslabones Estado de México, Eslabones Morelos y Eslabones Michoacán; Red Nacional de Enlaces;  Regresando a Casa Morelos; Rastreadoras por la Paz (Sinaloa):  Tesoros Perdidos Hasta Encontrarlos (Sinaloa); Sabuesos Guerreras, A.C. (Sinaloa); Unión de Madres con Hijos Desaparecidos de los 70´s de Sinaloa; Una Luz de Esperanza (Sinaloa); Voces Unidas por la Vida (Sinaloa); Familias Unidas en Busca de una Esperanza (Zacatecas); Familias Unidas por Nayarit, AC.

Acompañado por 35 organizaciones de la sociedad civil de distintas entidades federativas, incluyendo la Ciudad de México.

Sin comentarios

Inserte un comentario